Los 10 mejores castillos y palacios en Luxemburgo

Castillos y palacios de Luxemburgo
Castillos y palacios de Luxemburgo

Con más de un millón de años de historia, Luxemburgo tiene un pasado rico y variado entrelazado con la realeza, la tradición, la guerra y la paz.

Con vecinos poderosos por todos lados, el pequeño país necesitaba castillos defensivos desde principios del siglo X.

Estos, así como una serie de magníficos palacios majestuosos, todavía existen en Luxemburgo hoy en día, lo que arroja una luz sobre el gran patrimonio histórico y arqueológico del país.

Hemos compilado una lista de los 10 mejores castillos y palacios en Luxemburgo.

El Gran Palacio Ducal

Utilizado por el Gran Duque como una base desde la cual ejerce sus funciones oficiales

El Gran Palacio Ducal es un hermoso edificio ubicado en el corazón de la ciudad de Luxemburgo.

Reverenciado por su encanto durante la Segunda Guerra Mundial, fue preservado por completo por los nazis y no sufrió ninguna dilapidación.

El hermoso exterior data del Renacimiento flamenco en el siglo XVI, y un moderno diseño luminoso de Ingo Maurer ilumina las amplias habitaciones del interior.

Visitas guiadas exclusivas del Gran Palacio Ducal están disponibles durante los meses de verano.

Castillo de Vianden

Ubicado en el norte de Luxemburgo, el castillo de Vianden se construyó entre los siglos XI y XIV como residencia para el Conde de Vianden, y hoy se mantiene como uno de los castillos fortificados más grandes del oeste del Rin.

Diseño románico y Gótico

Originalmente de diseño románico, se agregaron adornos góticos que resultaron en una combinación llamativa de trabajo en piedra, uso del color y estilos de ventanas.

Después de caer en un grave deterioro, una reciente restauración ha elevado el castillo a su gloria formal.

Ahora está abierto como un lugar brillante para que los visitantes experimenten la historia luxemburguesa entre la belleza del campo.

Castillo de Bourscheid

Ubicado en el pintoresco pueblo de Bourscheid, el castillo de Bourscheid se erige como uno de los castillos más antiguos de Luxemburgo, en un sitio con evidencia arqueológica de estructuras que datan de la época romana.

Origen Romano

Se cree que este castillo inicial consistió en una torre, un palacio y una capilla, rodeados por una muralla con cuatro torres altas.

Adquirido oficialmente por el estado en 1972, el edificio sufrió varias transformaciones arquitectónicas que incluyeron la adición de una gran chimenea y torres recientemente rematadas.

Cuidado con cuando el castillo se ilumina durante la noche; el área está iluminada por kilómetros a la redonda.

Nuevo castillo de Ansembourg

Construido en 1639 como una residencia privada, el Castillo Nuevo de Ansembourg se encuentra en el Valle de los Siete Castillos

Casa de las Herrerías

Ubicado en el centro de la ciudad, fue nombrado principalmente la «Casa de las Herrerías» después de la profesión de su primer propietario como trabajador del hierro.

Heredada por la familia de Marchant en 1719, importantes transformaciones en la propiedad en este momento la vieron adquirir estatuas elegantes, arreglos de escaleras a la moda y fuentes decorativas.

Cada año se celebran varios eventos culturales, y los jardines del castillo de estilo francés, que albergan colecciones botánicas, plantas exóticas y numerosas variedades de árboles frutales, están abiertos todos los días.

Castillo de Ansembourg

Ubicado sobre el pequeño pueblo de Ansembourg, este castillo actualmente es el hogar del Conde de la región.

Aunque no hay una fecha definitiva que indique cuándo se construyó el castillo por primera vez, se cree que los primeros edificios se remontan a 1135.

A finales de 2008, el gobierno de Luxemburgo adquirió la biblioteca del castillo de alrededor de 6.000 libros.

Codex Mariendalensis

El interés se despertó en la colección después de que se encontró el manuscrito del Codex Mariendalensis, especialmente significativo ya que estaba escrito en el dialecto arcaico de Moselle, Franconia.

El castillo sigue siendo propiedad privada, sin embargo, la vegetación circundante ofrece muchas opciones para caminar, y recientemente se abrió un exclusivo hotel boutique muy cerca del castillo.

Castillo de Beaufort

Erigido como uno de los primeros castillos medievales europeos, el castillo de Beaufort data del siglo XI, y se erige como las ruinas de una fortaleza medieval que originalmente estaba protegida por un gran foso.

Una residencia muy disputada a lo largo de los años, la propiedad del castillo cambió de manos a menudo hasta que fue abandonado y se dejó en mal estado.

Desafortunadamente, el castillo ha sufrido una degradación sorprendente, sin embargo, hay una cierta belleza etérea en el sitio, y es reconocido como un Monumento Nacional de Luxemburgo.

Castillo de Esch-sur-Sûre

El castillo de Esch-sur-Sûre, ubicado sobre la ciudad del mismo nombre, históricamente se alzaba como una gran fortaleza de protección para los habitantes de la ciudad.

Naturalmente está protegido por un agudo meandro en el río Sûre que rodea la ciudad y el castillo en tres lados.

La primera torre del fuerte fue construida en el año 927 en estilo románico, sin embargo, gran parte de su diseño está influenciado por patrones góticos populares en Europa en el siglo XIII.

Tesoro histórico

Hoy en día, el castillo continúa sobresaliendo orgullosamente sobre la ciudad de Esch-sur-Sûre, a pesar de estar ahora en ruinas.

El sitio está protegido a nivel nacional como un tesoro histórico y se ilumina por las noches, lo que le da al sitio una sensación de verdadera magia de cuento de hadas.

Castillo de Larochette

El castillo de Larochette se alza sobre la ciudad de Larochette, en el centro de Luxemburgo.

El castillo original, que data del siglo XI, fue destruido por un incendio 500 años después.

A pesar de esta tragedia, sobrevivió mucha arquitectura auténtica, lo que permitió a los visitantes sumergirse de verdad en las realidades de la vida de los castillos medievales cuando los visitan, con los restos de comedores, cuarteles de servicio y mazmorras aún intactos.

La leyenda del dragón

Un pozo profundo está tallado en las rocas de piedra en la parte posterior de la fortaleza, donde la leyenda cuenta que nació un dragón.

Extrañamente, se dice que este dragón se despierta a la medianoche de cada Viernes Santo y hace travesuras en torno al castillo; Visita en esta fecha si te atreves.

Château de Septfontaines

El único Château de Septfontaines fue construido en 1783, en la región de Rollingergrund de la ciudad de Luxemburgo, por Jean-François y Pierre-Joseph Boch.

Estos diseñadores también abrieron su propia fábrica de porcelana en 1767 y utilizaron el castillo como una base familiar para sus familias.

Ocupación francesa

Ocupado por compañías francesas y luego vendido en 1914, el castillo ha sido renovado por más de 12 años.

Hoy en día, en memoria y celebración de sus primeros dueños, el castillo está adornado con formas de porcelana, diseños y figuras de todo tipo.

Aunque no está totalmente abierto a los visitantes, el castillo se utiliza a menudo para conferencias y recepciones.

Castillo de Walferdange

El castillo de Walferdange es un edificio extremadamente joven en comparación con los otros castillos y palacios, construido en 1824 como una granja de sementales.

Residencia Real

Su majestuoso tamaño llamó la atención de la nobleza y se convirtió en residencia real unos cuarenta años más tarde.

Renovado por el príncipe Enrique de Luxemburgo, con el tiempo ha funcionado como un hospital, un centro de formación de maestros, un cuartel del ejército y un instituto.

Actualmente es un edificio clave en la Universidad de Luxemburgo, y alberga la facultad de Disciplinas Literarias.

Facebook Comments